Lapsus cohorte

LAPSUS COHORTE
Lucanus Berea

Para toda ocasión que te dije un “te amo” debiera aclararse “no soy perfecto”.
A cada uno de los besos que me diste y te di le sobra un acento en la infidelidad.
Una de cada tres veces que se usa “ira” debiera reemplazarce por “miedo”.
La última frase en la novela que fuimos no puede terminar en tres puntos.
Antes de toda madrugada de amor debiera agregarse algún infinitivo.
Al verbo amar debiera suprimirsele cualquier adverbio, coma y preposición
Bueno y malo son vocablos que el confundido autor ha usado arbitrariamente.
Al sustantivo “pareja”  le sobran las mayúsculas y cualquier subrayado.
Toda vez que se ha usado “tristeza” debiera estar antecedida por “mentira”.
En nuestra lista de planes faltó borrar “Algún día llegar juntos a viejos”.
Pero consta que los yerros no son a drede ni las risas en fotos, mentira.
A los abrazos que nos dimos sobra el adjetivo “eterno” evitando lo cursi.
Una de cada dos veces que el libro menciona “nosotros” debiera ser “tú y yo”.
“Lágrimas” es usado como sinónimo de dolor y alegría  según el contexto.
Amén de la tragedia, el punto final cierra un ínfimo viaje y un infinito amor.

Derechos reservados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: