Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

A DOS MINUTOS

A DOS MINUTOS
Lucanus Berea, Argentina 2020, derechos reservados

Tenía dos minutos hoy para extrañar a alguien y te elegí.
Estába incauto febrero sin imaginar marzo de fiebre;
entonces te fuiste y no te retuve porque así eres feliz.
Xenón en luz, cerraban el bar y el momento de despedirse.
Tan bella eres libre que no te atas a nada, menos a mí.
Respondiste mis primeros mensajes, luego no escribí más.
Al bar no he vuelto porque sé que te voy a pensar con el vino.
Ñutiendo se fue el verano, dejando sólo nuestra memoria.
Organizo también huir, no quiero mar sin ti por un tiempo.
Libre te amo y quiero seguir así, no me gustan los anclajes.
Obliga de tarde el hueco de tu ausencia a echarte más de menos.
Un día, cuando lo quieras, vuelve
Se acabaron mis dos minutos.
Me voy, cuídate.

***

Gracias por seguirme, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

ÓSCAR WILDE, SOBRE LA VIDA

El 16 de octubre de 1854 en París, Francia nació Óscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde, mejor conocido como Óscar Wilde; escritor, poeta y dramaturgo.

Fue uno de los escritores más importantes de la literatura universal, sus letras llenas de lucidez y sarcasmo que enarbolan la bandera del esteticismo le han ganado la admiración de muchos.

Le recordamos citando 10 aforismos suyos sobre la vida:

1. «La experiencia no tiene valor alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores».

2. «Lo peor de este mundo no es estar en boca de los demás, sino no estar en boca de nadie».

3. «La sociedad nunca perdona al soñador. Sí al criminal».

4. «La ambición es el refugio delnpasado».

5. «Lo único que consuela a los hombres por las estupideces cometidas, es el orgullo de realizarlas».

6. «La gente es tan solo aburrida o encantadora. No buena o mala».

7. «Los jóvenes piensan que el dinero lo es todo, y cuando se hacen mayores lo comprueban».

8. «Escojo a mis amigos por su apariencia, a mis conocidos por su caracter y a mis enemigos por su razón».

9. «Todos vivimos en las cloacas, pero algunos miramos a las estrellas».

10. «No se puede escribir sobre la vida, solo se puede vivir«.

Gracias por seguirme, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

UNA BRUMA

UNA BRUMA
Lucanus Berea, Argentina 2019, derechos reservados

Quédate,
aquí conmigo,
en mis deseos más profundos.
Quédate en las fantasías.
Si quieres vete muy lejos;
pero quédate.
En sueños mudos,
fuera del mundo insípido.
Quédate en vagos recuerdos;
donde mi mano no alcance.
Vete si quieres;
al viento,
a otro país muy lejano.
quédate bajo la lluvia,
en fragmentos de mi mente,
en una bruma,
pero quédate;
respirandome a discreción,
abrazando la eternidad,
hasta que cierre los ojos.
Muere la tarde,
fatal abismo;
en mis labios y mis manos,
en este efímero pasar,
en cada canción que me das.
Quédate breve,
aquí conmigo,
indeleble,
fugaz,
frágil,
mía.

***

Gracias por seguirme, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

ANÁFORA DE LA RUPTURA

ANÁFORA DE LA RUPTURA
Lucanus Berea, Argentina, 2018, derechos reservados

El ego, paz, el alma y distancia
Vos lo rompiste todo.

El silencio, rutina y la calma
Vos lo rompiste todo.

Mi visa, mi PC, mi obra magna
Vos lo rompiste todo.

Mis recuerdos, el tiempo, las dudas
Mis ganas, el miedo, tradición.

La costumbre
el encanto
las promesas
los moldes y el llanto.

¡Las bolas y el orto!

Vos… Lo de siempre.

***

Gracias por seguirme, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

INCAPACIDADES PROFESIONALES

INCAPACIDADES PROFESIONALES
Lucanus Berea, Mexico, 2020, derechos reservados

Mi primer defecto es nunca dar importancia a nada


El segundo es no querer parecer cobarde jamás


El tercero es que cuando estoy triste no puedo pensar


El cuarto es que cuando estoy nervioso sigo mintiendo


El quinto, la poesía me ha hecho romántico


El sexto, con las letras disfrazo mi estupidez


Séptimo, el dinero amarga tanto mi vida


Por su mentirosa abundancia o su maldita ausencia


El octavo es que descuido los pequeños detalles


Las cosas mundanas que algunos llaman felicidad


Mi noveno defecto, no estoy dispuesto a cambiar.

***

Gracias por seguirme, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

NI DERROTA, NI EDAD

NI DERROTA, NI EDAD
Lucanus Berea, México, 2020. Derechos reservados

Tener una vida interesante
fumarme todo el maldito tiempo
tener una buena mujer infiel
pasar por una enfermedad mental.

Desperdiciar algún que otro día
maldecir aquello que molesta
crecerme rudo a cualquier peligro.

Graduarme honoris causa en crápula
reírme ante cualquier indefensión
esnifar cada placer que encuentre
sobrevivir un paro al corazón.

Beber y pelear como cosaco
un espejo sin derrota ni edad
cuando joven, quería tanto.

***

Gracias por seguirme, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

CUESTA ABAJO

CUESTA ABAJO
Lucanus Berea

Me fui sin saber que me marchaba
cuesta abajo, una ladera y vos
vos desde siempre fuiste mi puerta
y a veces, una verja tan solo.

¿Quién te crees para decir que los poemas son verdad?
Mis poemas son una nota al pie de la página.
un barco de papel en un lago
los cuales se humedecen y rompen
Tú, inmisericorde tormenta.

¿Quién te has creído que te preocupa tanto el futuro?
Todos tienen malas rachas, vos fuiste la mía
¿Qué cosa crees que soy cuando escribo?
¿Un vulgar e insípido historiador?
bajo la lluvia gritaste y no escucho.

Me fui sin saber que me marchaba
y vos no imaginas cuanto me rompí
destruí cada uno de mis poemas
cerré la puerta, y volví a mí.

Derechos reservados

Gracias por seguirme, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

CON MODERACIÓN

CON MODERACIÓN
Lucanus Berea

Nada como hacer lo que me da la gana
y tener un nuevo mombre cada tanto
no meter la cabeza bajo la almohada
a voluntad quitar y poner esparadrapos.

No necesitas ser mala para hacer daño
no necesitas los consejos que no pides
nada necesito de ti, ni tu opinión.

Es solo que…
uno no deja de amar
aunque se muera el amor
y al romance no es igual
intelecto que genio.

Por eso te fumo, aunque con cierta moderación
eres mi digresión cuando intento un discurso por día
incluso le niego besos en público a tu recuerdo
y reservo una hora cada semana para odiarte.

Mi talento era escribir de ti
mi genio, olvidarte a versos.

Derechos reservados

Gracias por seguirme, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

EL FIN DE SÓCRATES 4/4

Después de leer los cuatro libros de Platón que narran el juicio y muerte de Sócrates he escrito reflexiones sobre cada uno de ellos y las distintas cuestiones que aborda el filósofo.

Anteriormente se publicaron reflexiones sobre Eutifrón, Apología de Sócrates y Critón, es el turno de leer la última de esta serie, una reflexión sobre Fedón.

Fedón, la última enseñanza de Sócrates

Fedón es el libro que relata las últimas horas de vida de Sócrates, las últimas palabras que dijo a sus amigos y su muerte. Según esta obra de Platón, Sócrates estaba tranquilo ese día, incluso mostraba cierta intrepidez instando a sus amigos a no dramatizar la despedida.

Un libro sobre el alma

El libro entero es una apología a la inmortalidad del alma; yo, sin embargo, me abstengo de convencer o disuadir a cualquiera sobre tal doctrina. Debido a ello, buscaré más allá de la inmortalidad del alma y miraré en la tranquilidad con que Sócrates enfrentó la muerte.

Un alma eterna

Al igual que muchas personas, Sócrates estaba convencido de que el alma es un ente inmortal, creía que cuando un hombre necio muere termina reencarnado como una oportunidad para «limpiar» su alma en otra vida; por otro lado, si quien muere es un hombre justo y sabio su alma va a un lugar dichoso, eso creía Sócrates.

Desde esa perspectiva resulta congruente mirar con buenos ojos a la muerte, asumiendo que ella resulta en la liberación de las pasiones y estorbos del cuerpo.

Un alma que no existe

Un punto de vista diferente dice que al no poder demostrarse la existencia del alma, menos se puede dar por sentado su inmortalidad. Para el pensamiento contemporáneo no se puede asumir la existencia de cosas o entes sin presentar evidencias de ello. Se considera entonces la existencia del alma una mera ilusión y a la muerte como el final de toda existencia del individuo.

Por supuesto que estas dos perspectivas han estado en conflicto desde hace mucho. Si bien cada vez son más quienes niegan creer en la existencia del alma, en muchas personas prevalece incluso la convicción de su inmortalidad.

Tomar una decisión al respecto no es fácil pero tampoco es urgente.

Una tercera perspectiva

Mas importante que el alma y su existencia, o inexistencia, es que; tanto la vida como la muerte son realidades innegables de nuestra humanidad. Sin importar que tan vivos pensemos que estamos hoy, la muerte eventualmente vendrá. En ese sentido, una  de mis frases favoritas en «Fedón» es la siguiente:

«Los verdaderos filósofos no trabajan más que para morir y que la muerte nos les parezca terrible».

¿Por qué Sócrates estaba tan tranquilo el día que murió?

Socrates murio tranquilo pero no por creer que había una existencia más allá de la muerte; Sócrates murió tranquilo porque antes de morir había vivido plenamente y la muerte se le presentaba como una buena noticia y un digno paso a la siguiente vida.

Según el relato de Platón, Sócrates bebió tranquilamente la copa de cicuta, esperó paciente en su lecho y después de un ligero estremecimiento murió.

La verdadera reflexión que hallé en Fedón y los demás relatos de Platón sobre la muerte de Sócrates es que la vida se ve más clara cuando se pone en contexto con la muerte, y la muerte no pesa cuando se ha vivido bien. Que lo fatal sería que el miedo a morir no nos impida el bien vivir y esa escasez de vida nos lleve a una espiral de miedos cada vez más grande. Mi última reflexión al respecto es que hay que vivir de manera tal que podamos irnos tranquilos.

Gracias por seguirme en estas reflexiones, si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter

EL FIN DE SÓCRATES 3/4

Indagando sobre las últimas palabras de Sócrates leí cuatro libros de Platón: Eutifrón, Apología de Sócrates, Critón y Fedón. En anteriores entradas hice reflexiones acerca de Eutifrón y Apología de Sócrates, hoy es el turno de reflexionar sobre Critón.

Critón, sobre la congruencia de Sócrates

Critón es un libro en el que Platón nos muestra a un Sócrates preso pero no afligido, consciente de su inminente muerte pero no por ello acobardado. En ese contexto lo visita un amigo suyo, Critón. Critón viene con intenciones claras de convencerlo de salvarse, si fuera necesario, huyendo de Atenas; ofrece su ayuda y fortuna, junto a la de otros amigos del filósofo, urgiéndolo a tomar una decisión ya que el tiempo que le quedaba a Sócrates estaba por agotarse. La respuesta que Sócrates otorgó a Critón es además de firme, brillante.

La preocupación de Critón

En el relato se percibe a un Critón preocupado por Sócrates. Para convencer a Sócrates de escapar argumentó que la muerte del filósofo sería una gran pérdida para el mundo, también opinó que aceptar la muerte dejando huérfanos a sus hijos era un acto injusto y demasiado «cómodo».

Sin embargo, cuando buscamos más profundamente en las palabras de Critón podemos notar que detrás de sus argumentos (que por un momento suenan razonables) había otras preocupaciones. Pareciera que en el fondo a Critón, igual que a otros amigos de Sócrates, le preocupaba más parecer débil o cobarde al no ser capaz de salvar la vida del filósofo. Temía la opinión del pueblo y la condena moral que resultaría de ella. Quizás Critón sentía más preocupación por sí mismo que tristeza por Sócrates.

La respuesta socrática

La respuesta del filósofo resultó ser de una gran lucidez. Primero disertó sobre lo equivocado que estaba su amigo Critón al dejarse extraviar buscando la aprobación de un pueblo que ya había demostrado su necedad al condenarlo. También afirmó que huir lo convertiría en aquello que nunca quiso ser: Un infractor de las leyes; además anularía el respaldo moral de su enseñanza. En todo caso, a Sócrates le preocupaba más que escapar pudiera interpretarse como un razgo de culpabilidad en él. Respecto a sus hijos, Sócrates alegó que huyendo tampoco podría estar con ellos, no podía llevarlos con él, y si pudiera llevarlos resultaría un problema para ellos (podían incluso perder la ciudadanía romana).

Se hace evidente la diferencia entre Critón y Sócrates. Critón se dejó engañar por la necesidad de aprobación; Sócrates, en cambio, parece sentirse aprobado por el simple hecho de ser congruente consigo mismo. Para él mantener esa congruencia era más importante. Además, no estaba dispuesto a vivir huyendo.

Hay una frase del libro que podría resumir la fuerza del espíritu en los argumentos que Sócrates le dio a Critón:

«No hay que considerar lo más importante el vivir, sino el vivir bien».

Contextualizando:

Al usar la palabra «congruencia» no me refiero a ser inflexible acerca de las propias creencias, ideas y opiniones; ya que, creo profundamente que la búsqueda de la sabiduría requiere siempre una participación de la duda; cuando escribo la palabra «congruencia» me refiero a ser consecuente con el propio camino de búsqueda. Cuidar de no virar hacia rumbos más cómodos cuando la situación se torna difícil.

Critón de Platón sobresale como un recordatorio de que la mayor sabiduría no es el mucho conocimiento, tampoco es la habilidad para usarlo; la mayor sabiduría es la congruencia.

En la siguiente entrada, una reflexión sobre Fedón ¡Suscríbete!

Si te ha gustado dame un like, comparte y sigue a Arteria en tus redes:

YouTube

BandLab

wordpress

Facebook

Instagram

Twitter